Debut y despedida: Tabilo y Jarry caen en Roland Garros

Las primeras raquetas nacionales sepultaron su semana de ensueño en el Masters 1000 de Roma. Tanto Jarry como Tabilo se despidieron de Roland Garros.
Picture of <b>Autor: </b>Benjamín
Autor: Benjamín

Durante esta jornada, debutaron en Roland Garros ante sus respectivos rivales las dos principales raquetas de Chile, Nicolás Jarry (16°) y Alejandro Tabilo (24°). Sin embargo, la carrera en París por el segundo Grand Slam del año duro poco y nada, ya que ambos tenistas se despidieron de la competencia prematuramente.

El primero en debutar en este Roland Garros fue Tabilo, quien venía de vivir una semana de ensueño en el Masters 1000 de Roma. El «Jano» enfrentó al belga Zizou Bergs (102°), donde cayó por parciales de 6-3, 6-7, 2-6 y 2-6. La segunda raqueta nacional enterró lo mostrado en Italia, ya que fue de más a menos y sólo pudo revivir su nivel hasta el cierre del segundo set, donde le remontaron una ventaja de 5-2, con el servicio a su favor.

Por otra parte, Jarry se midió ante el local Corentin Moutet (79°), con un sabor más a Copa Davis que a primera ronda de Roland Garros. El francés estuvo efectivo y motivado, quien era acompaña por su gente en el Court Simonne-Mathieu, donde coreaban “Qui ne saute pas n’est pas Moutet” (el que no salta no es Moutet). El primer set entre ambos fue una probada de lo que sería todo el partido, el cual termino en 2-6, 1-6, 6-3 y 0-6.

Jarry ya había jugado anteriormente ante Moutet en el pasado Chile Open. Al igual que el día de hoy, el chileno cayó ante el francés, en esa ocasión en cuartos de final.

Jarry y el sabor amargo de Roland Garros

Este domingo, Jarry tuvo un golpe de realidad tras caer ante Moutet en primera ronda del Roland Garros porque al igual que su Tabilo venía de vivir dos grandes semanas tenísticamente al alcanzar la final en el Masters 1000 de Roma. Aunque haya caído en dicha instancia ante el alemán Alexander Zverev (4°), pero el mundo lo vio jugar en un gran nivel, donde incluso dejo en el camino al griego Stefanos Tsitsipás (9°) en cuartos de final del certamen.

Tras las buenas jornadas en Roma, Jarry escaló ocho puestos en el ranking ATP y pasó desde el puesto 24° al 16°, alcanzando su mejor posición hasta el momento.