DEE SNIDER HABLA SOBRE LA GIRA DE DESPEDIDA DE KISS

el vocalista de Twisted Sister habla respecto a la despedida de la icónica banda, "Esperaré a ver los cadáveres en los ataúdes de Kiss para despedirme"
Picture of <b>Autor: </b>Helena Olivo
Autor: Helena Olivo

En una reciente entrevista con The Metal Voice de Canadá, el icónico vocalista Dee Snider ha manifestado su escepticismo sobre la autenticidad de la gira de despedida «End Of The Road» de KISS, que concluyó recientemente. Snider, conocido por ser el frontman de Twisted Sister, ha compartido sus inquietudes respecto a si estos conciertos en el Madison Square Garden de Nueva York serán realmente los últimos de la legendaria banda de rock.

Como fan de KISS desde el primer día, Snider elogió la historia de la banda y su impacto en el mundo del rock. Sin embargo, expresó dudas sobre la idea de la despedida, afirmando: «No sé qué creer. Cuando vea los cuerpos en los ataúdes de KISS, entonces diré: ‘Han terminado. Buen trabajo’, diré cuando estén allí tendidos en los ataúdes».

La incertidumbre de Snider se suma a las especulaciones sobre el futuro de KISS, ya que la banda ha anunciado que continuará como avatares digitales. Ante esta noticia, el vocalista de Twisted Sister se mostró incrédulo y cuestionó por qué las personas pagarían para presenciar tal espectáculo. Haciendo referencia a otros casos, mencionó el holograma de Michael Jackson en Las Vegas y expresó su desconcierto: «Están pagando dinero para ver un avatar de Michael Jackson, (supuestamente) un pedófilo. Así que, ¿quién sabe? Quizás».

Cabe destacar que esta no es la primera vez que Dee Snider critica a KISS. Hace más de tres años, señaló su desaprobación por tener a los miembros actuales, Tommy Thayer y Eric Singer, vestidos como las antiguas figuras de Peter Criss y Ace Frehley: “Odio lo que está haciendo KISS con el maquillaje de Ace y Peter. No soy fan”. Snider enfatizó su respeto por la alineación clásica de las bandas y destacó su negativa a usar la marca Twisted Sister sin los miembros originales, a pesar de las oportunidades económicas.

Con estas declaraciones, Dee Snider agrega un nuevo capítulo a la polémica en torno al futuro de KISS y su impacto en el mundo del rock.