«The Dark Side of the Moon»: Una estampa cultural que cambió la historia para Pink Floyd

Han pasado 51 años desde que se lanzó uno de los discos más importantes e influyentes de la historia de la música.
pink floyd
Picture of <b>Autor: </b>Vicente Villaseca
Autor: Vicente Villaseca

Un día como hoy, pero de 1973, Pink Floyd lanzó «The Dark Side of the Moon», considerado por muchos la obra maestra del rock progresivo, así como el mejor disco de la banda.

Un disco que fluye de inicio a final como si fuera sólo una canción, una de las portadas más importantes de la historia, que al verla grita el nombre de Pink Floyd, no cabe duda que al hablar sobre rock progresivo, este es un tema dentro de la conversación.

Cada canción trata sobre las fases del ser humano. «Speak to Me» y «Breathe (In the Air) empiezan con latidos de un corazón y llantos, el inicio de la vida del ser humano tal y como lo conocemos.

La sigue «On the Run», una instrumental a puro sintetizador y efectos de guitarra que es el preludio de «Time», considerada una de las mejores canciones que ha escrito la banda. Trata de la temática del paso del tiempo y cómo tenemos que aprovechar el momento que estamos viviendo, el cual no se repetirá. Esta es la única canción del disco en la que la banda completa tiene créditos de escritura.

También la parte final de esta canción es conformada por «Breathe (Reprise)», que sigue la temática tomada por «On the Run», la cual indaga en el retorno a casa después de mucho tiempo.

Para cerrar la primera mitad del disco, antes de tener que darlo vuelta, Pink Floyd nos deleita con «The Great Gig in the Sky», un cierre que resume la presión de la muerte y la posible existencia de la vida después de esta, que es representada por la voz de Clare Torry, elegida personalmente por el productor Alan Parsons.

Para empezar el lado B del disco, tenemos el sonido de monedas cayendo, cajeros abriéndose y una de los líneas de bajo más legendarias de la historia en «Money», la representación clara de lo que es la avaricia y cómo esta afecta cada uno de los aspectos de nuestra vida, el solo de saxofón que hace sentir como los billetes caen al piso, seguido de uno de los solos de guitarra más exquisitos que se han hecho, causaron que esta canción sea uno de los estandartes de este disco.

«Us and Them» es una canción melancólica, que demuestra el poco sentido de la guerra, cómo cada uno que participa no es más que una persona normal. «Us and them», «Me and you», «Black and Blue» y «Up and down» son las frases que marcan esta canción, la diferencia entre dos polos, pero que realmente, no son mucho más diferentes uno con el otro, porque, a fin de cuentas, en el contexto de una guerra, no importa cuál es cuál.

Terminando esta canción, empieza «Any Colour You Like», una obra completamente instrumental que se puede interpretar de diferentes maneras, pero realmente ese es el punto, nosotros somos dueños de lo que hacemos, cómo lo hacemos y por qué lo hacemos, cada uno puede elegir «el color que uno quiera», porque nosotros somos dueños de nuestra propia vida.

Y para cerrar, tenemos dos grandes obras que son «Brain Damage» y «Eclipse», las cuales toman en cuenta la vejez, cómo ésta nos afecta en el cerebro al punto de hacernos daño hasta llegar al eclipse, es decir, la muerte, el final de nuestra vida.

Es curioso pensar en el final de esta canción, unos simples latidos del corazón, que conectan con «Speak to Me», lo primero que escuchamos de esta obra, que representa el ciclo de la vida, por cada persona que muere, una nace.

No cabe ninguna duda decir que, «The Dark Side of the Moon» es uno de los discos más importantes de la historia de la música, una obra cultural influyente en todos los sentidos de la palabra, que se puede escuchar a día de hoy, y sigue teniendo el mismo sentido o más que cuando se estrenó hace 51 años. Un disco que ha envejecido excepcionalmente bien y ha sido capaz de romper barreras nunca antes vistas.

Puedes escuchar el disco acá: