En los 2000: Matthew McConaughey casi abandona la actuación

McConaughey tomó un descanso de dos años por no estar cansado de hacer papeles de comedias románticas.
Picture of <b>Autor: </b>Benjamín
Autor: Benjamín

Interstellar, El Lobo de Wall Street y Dallas Buyers Club, son algunas de las películas más reconocidas del aclamado actor Matthew McConaughey. Sin embargo, antes de acaparar las luces de Hollywood y las estatuillas McConaughey habría pensado dejar la actuación durante finales de la década de los 2000.

Durante una reciente entrevista junto con Glen Powell para Interview Magazine, en la que ambos relataron parte de sus experiencias en el camino al estrellato. En medio de esto, el protagonista de Interstellar (2014) de Christopher Nolan, reveló que estuvo a punto de dejar la actuación en los 2000 debido a estar harto y quemado de estar encasillado en el género de las comedias románticas.

“Durante mis años de comedias románticas, solo les podía prestar una atención limitada y aún así fueron éxitos. Pero quería probar otras cosas”, comentó McConaughey en la entrevista. El actor agregó que “no estaba obteniendo los papeles que quería, así que decidí dejar la actuación durante dos años”.

El intérprete expresó que en esa época “tenía mucho miedo. Tuve muchas charlas con mi esposa sobre encontrar una nueva vocación. Quería hacer mil cosas, quería ser profesor de instituto, estudiar para ser director de orquesta, o guía de fauna silvestre. Pensé sinceramente que al salir de Hollywood nunca podía volver a entrar de nuevo”. El intérprete hace referencia al hiato de dos años que hubo entre el estreno de Los Fantasmas de mis Exnovias (2009) y El Inocente (2011) como una especie de período de reflexión en el que necesitaba “encontrarse a sí mismo”, cansado de sus numerosos papeles de comedias románticas durante prácticamente una década entera.

En esta línea, McConaughey detalló que “los días son largos y la sensación de insignificancia. Pero, me decidí que eso era lo que tenía que hacer, así que no iba a tirar del paracaídas y abandonar la misión en la que estaba. Daba miedo porque no sabía si alguna vez iba a salir del desierto”.

Este descanso de dos años parece haber sido beneficiosa a largo plazo para el actor. Volvió e irrumpió fuerte en el género del drama; Dallas Buyers Club (2013) le valió un Óscar a Mejor Actor, y desde entonces se hizo un nombre en la industria del cine y televisión como El Lobo de Wall Street (2013), Interstellar (2014) o la primera temporada de True Detective (2014).