Proyecto de ley propone que ex presidentes dejen de recibir dieta vitalicia

Los ex presidentes recibirían una pensión de vejez desde los 65 años de edad.
Picture of <b>Autor: </b>Benjamín
Autor: Benjamín

El diputado (Ind) Carlos Bianchi propuso una reforma constitucional para que los ex presidentes dejen de recibir una dieta vitalicia una vez terminado su período. En cambio los ex presidentes recibirían una pensión de vejez desde los 65 años de edad.

En medio del debate sobre el sistema de pensiones de los chilenos y chilenas que comenzó en el Senado, el diputado Bianchi, quiso abrir la discusión acerca de la necesidad de reevaluar todas las pensiones, incluida la de los expresidentes de la República.

El parlamentario, respaldado por los diputados Héctor Ulloa (Ind) y Jaime Araya (PPD), ingresó una reforma constitucional que elimina la dieta vitalicia que reciben las y los expresidentes del país.

Según información que proporciona el Senado, tanto la expresidenta Michelle Bachelet, como los expresidentes Eduardo Frei y Ricardo Lagos, reciben más de $16 millones, lo que se desglosa en dieta, gastos de traslación y funcionamiento de oficinas.

En tanto, el texto legal propone que “cumplida la edad de jubilación de 65 años y en virtud de la calidad de expresidente de la República, las y los ciudadanos que la detenten, podrán solicitar al Estado de Chile una pensión vitalicia de vejez”.

La pensión de vejez deberá ser solicitada por los interesados y su monto se determinará por una comisión especial.

“La principal característica de esta reforma que estamos llevando a cabo, tiene que ver con establecer una igualdad en las condiciones en que cualquier chileno y chilena debe pensionarse, y esto en Chile se establece desde los 65 años para los hombres, y 60 años para las mujeres”, indicó el diputado Bianchi.

El diputado independiente espera que el presidente Gabriel Boric acoja el proyecto, y que “le dé urgencia y le demuestre a todo el país, en un acto de absoluta transparencia, que él no está dispuesto a tener tamaño privilegio”.